lunes, 25 de noviembre de 2013

JUBRIQUE - GENALGUACIL



La penúltima excursión del programa de otoño se cierra  casi con un lleno absoluto en el autobús, a excepción de dos senderistas que por motivos personales faltaron a la cita, pobre de ellos porque se perdieron una travesía entre Jubrique y Genalguacil realmente digna de hacer, con un día ideal, en el que todos veníamos con previsión de pasar un día de frio y en el que la ropa sobró tras el primer cuarto de hora, un día en el que predominó el cielo azul y el sol radiando sobre nuestras cabezas, con temperaturas que oscilaron entre los 8 grados a la llegada y los 16 cuando nos fuimos, 16 que con el sol encima y subiendo una cuesta, la sensación sobrepasaba los 20.


Tras dos horas y media de autobús y varias peripecias de nuestro chofer cruzando pueblos como Algatocín y Jubrique, nos bajamos del mismo para comenzar nuestra caminata, en un lugar idílico, rodeados de castaños, alcornoques Quejigos y pinos negros como representantes oficiales de esta selva mediterránea en la nos hallábamos . Tras caminar escasos 20 minutos realizamos la primera parada obligada para desayunar, y digo obligada porque ya en la excursión anterior tuvimos una hipoglucemia de un senderista que se salto el desayuno y en esta tuvimos el mismo caso con otro que tampoco realizó el desayuno y justo antes de llegar al final se sintió algo mareada y bajo de energía.

Tras el desayuno, continuamos nuestro camino bajando por una larga cuesta que nos adentra en un gran Valle dirección al charco azul, una bella poza de agua , que mantiene su caudal en verano y que en otoño sostiene una gran belleza, por el peculiar enclave en el que se encuentra, 

al llegar a este punto nos tomamos una foto de grupo y un pequeño descanso porque desde aquí nos toca subir un pequeño tramo de cuesta, en el que nos encontramos de frente con una concentración de mountain bike, que pasamos con cuidado, no sin ver alguna caída que otra de algún ciclista que iba lanzado cuesta abajo.


Al terminar la cuesta nos encontramos con una carretera asfaltado, la cual debemos de continuar hasta poco antes de llegar a Genalguacil. Anduvimos esta carretera durante 4 kilómetros con nuestros chalecos reflectantes por seguridad, aunque sirvieron de poco ya que esta carretera a penas es transitada y tan solo nos cruzamos con un coche en todo el recorrido asfaltado.

Fue en este punto a lo largo de este tramo cuando encontramos los mas espectaculares castaños, con las castañas mas dulces, ya que al principio en un intento de coger algunas y pudimos ver que estaban la mayoría podridas o como algunos decían para  castañas pilongas.



Esta carretera, de repente, se corta y continua siendo un carril de grava que llega  hasta el pueblo, es extraño esto pero así es. y es poco mas adelante de este punto donde nos desviamos hacia la izquierda en un pequeño sendero, antiguo camino de entrada al pueblo, el cual por bellos y exuberantes rincones, nos lleva hasta el mismísimo centro de Genalguacil.
La entrada a este sendero fue un poco dificultosa y entremedias también encontramos algunos socavones provocados por la escorrentía probablemente de las lluvias del año pasado.



El último de los participantes en esta actividad entró al pueblo dando la campana de la iglesia la campanada de las 3, con lo que contamos con una hora y media en total  para comer y disfrutar de las calles y el ambiente de Genalguacil.

En total realizamos una ruta de unos 15 kilometros a pesar de que los GPS, nuestros y de algunos senderistas marcaban alrededor de 20, algo totalmente imposible ya que en total estuvimos caminando 4 horas y la media al caminar no pudo ser de 5 km/h  ya que es imposible llevar ese promedio, cogiendo castañas por el camino.
A las 16:30 dimos por terminada esta excursión para dirigirnos hacia Antequera en un largo viaje de dos horas y media otra vez, que sin duda fue lo más duro de esta etapa.
Esta excursión la hemos puesto con un largo trayecto en autobús debido a la belleza de este lugar ya que como norma no solemos tomar más de una hora y media en el autobús, pero por petición de muchos y por gusto propio la hemos metido dentro del programa de otoño.

No hay comentarios:

Publicar un comentario